PARA IR A BAILAR

por Víctor Hugo Pedraza

Por Víctor Hugo Pedraza

 

Un mensaje,

dos:

—¿Cómo estás?

—¿Qué haces?

—¿Me invitas a bailar?

 

—¿Cuándo?

—¡Hoy!

—¡Sí!

—¿Dónde te veo?

—¿A qué hora?

 

Vivir lo que pudo ser,

se convierte entonces en lo que es.

 

Arañar los prófugos deseos

de un caminar

que perdido en el tiempo

se fugó bajo la consistencia del silencio,

de ese que por pena

nunca se formuló en un verso

o bajo el signo de un te quiero.

 

No nació

ya por miedo

o por el solo gusto de contemplarte

o por el disgusto

¡No!

Innato quedó

por ignorancia,

por la aventura de otro sendero.

Así, tibio

quedó,

esperando,

debajo,

como una braza al acecho,

esperando un silbido,

el estruendo del te quiero

y la hora precisa para ir a bailar.


Visitada 106 veces, 1 visitas hoy.

TE PUEDE INTERESAR

Dejar un comentario