RE-ENCUENTROS

por Manny Martínez

Hoy desperté pensando en ti,

recordando la ultima vez, el ultimo café

de charla y la noche disfrutando;

recuerdos que van y vienen en mi mente.

 

¡Han pasado dos horas! y no dejo de pensarte.

Ahora,

escribiré para plasmarte,

ponerte en letras y ocasionalmente recordar.

 

Mi mente da vueltas

¡te pienso!

¡te siento!, logras acompañarme.

 

Sólo eso, ¡no hay más!

¡No hay letras!

 

Eres una hermosa imagen.

Pasa el día, y nada.

Hay peligro y fascinación.

 

Sonrío y disfruto de este momento de ensueño.

 

¡Tengo hambre!

No te dejo.

¿Quieres acompañarme?

Comemos, tomamos y nos disfrutamos.

 

Un nuevo momento para dejarte en letras.

 

¡No quiero! y no puedo

es mágico recrearte.

 

¡Vamos a dormir!

Mañana otra vez,

volveré a buscar.

 

IMAGEN AL EXTERIOR

Barco de papel >> Acrílico >> Mónica Emegrande

Manny Martínez-Torres. Año 1977, día 6, con el clima divertido y los aires que en febrero visitan la ciudad de León, Guanajuato en el centro de México, llegó a ocupar el cuarto sitio como hija de una familia de ocho hermanos. Ascendencia de arraigo desde 1700, Padres tejidos a la antigua con espíritu de progreso, la guiaron por un camino independiente.

Desde muy pequeña su gusto por socializar, la llevó a ser una niña versátil, noble y adaptable. Comenzó a plasmar sus sentimientos en papel desde su adolescencia, sin embargo, guardaba para sí un torrente de sensibilidad.

Impulsada por diferentes maestros de vida, fue tomando valor para mostrar al mundo sus escritos. Finalmente, se permitió compartirlos, gracias a un tutor literario que se convirtió en inspiración y empuje para dar a conocer hoy día, la tinta de su corazón.


Visitada 55 veces, 1 visitas hoy.

TE PUEDE INTERESAR

Dejar un comentario