NINGUNO SEA INOCENTE (FRAGMENTO)

por Nidya Areli Díaz

Por Rafael Salvador

 

Y de esto no arrojo la culpa a nadie en particular

la cosa es los dolores del país: corrupción administrativa y fraude electoral

un cinturón de mugre y de miseria que nos aprieta desde siempre

y nos piden que gritemos viva no sé a quién

vámonos de esta gravedad

da asco vivir así en la trampa

defendamos lo arrebatado

caminemos el grito el vamos el entiendo

compañeros donde la memoria a la sustancia invitan

hagamos un poder más poderoso como un perpetuo invento

que igual deshoje las ideas

y defienda las bocas contra la injusticia

para no favorecer a la riqueza oficial

en el voto esta la tachada realidad

que salgan de cada garganta nuevas palabras…

que la voz se llene de broncas resonancias

tal como se perciben los momentos de rabia y sentimentalismo

razón del presente multiplica las conciencias en nosotros

con decisión y valor: estricto y justiciero

cambios parpadeantes tiernos de si los semáforos para el sacrificio mayor

y de ahí atrevida y pronta es la victoria con sed de mañana

cuando se despierta y se clama apegarse a las cosas que nos arengan

a suavizar las piedras hechas durezas

habitemos ese tiempo que falta por vivir sin

temer al método de la correosa piel de las botas contrarias

inevitable es ya salir con el alma robusta y vigorosa

si se ha vencido la burla

¡entonces!

 

07/06/2015

01:19 p.m.


Visitada 151 veces, 1 visitas hoy.

TE PUEDE INTERESAR

Dejar un comentario