CANTO DE VIDA Y ESPERANZA

por Roberto Marav

Por Roberto Marav

 

[…] todo ansia, todo ardor, sensación pura

y vigor natural: y sin falsía,

y sin comedia y sin literatura…

si hay un alma sincera, ésa es la mía.

Rubén Darío

 

Yo soy aquel que viene de la sombra y con su estrella como guía

purifico mi corazón de ola para que brote cristalino el pensamiento.

Con voz sonora y el mirar reluciente mi guardado niño en encabalgamiento

de mariposa, como apéndice de mis sentimientos, tocar tu alma ansía.

 

De tanto ensoñar el silencio se alzó con la noche el olvido y la melancolía

en un mausoleo de marfil que sucumbió ante el encierro de mi abismo

y mil rugidos retumbaron a mi alrededor diciendo: ¡corre, sálvate de ti mismo!

Pero la luz de mi astro fortuito levantó mi amor con su dulce melodía

 

y me dijo en lo profundo de mi pecho: tú eres quien de mí huía,

descúbrete al sol, enardece tus alas en el puro resplandor del deseo,

ofréndale a la vida tu jardín de olivos con el insigne canto que en tu frente leo.

Yo soy aquel que viene, sinceramente, a ofrecerte la esperanza de esta alma mía.


Visitada 82 veces, 1 visitas hoy.

TE PUEDE INTERESAR

Dejar un comentario