Categorías
Ingresa si ya estás registrado para poder comentar las publicaciones.

Síguenos en Redes Sociales
04 junio
2015
Entrevista Literatura
926 Vista(s)

VIAJE ALREDEDOR DE LA HISTORIETA: ENTREVISTA CON EL MAESTRO PEGASO

Por Armando Escandón Muñoz

Rodolfo Pérez García, mejor conocido como “Pegaso”[i] —acrónimo nacido de los apellidos del maestro y su esposa Olivia Peña Soto, quienes al inicio de sus carreras firmaban sus creaciones de modo conjunto, pero que a la postre decidieron fusionarse en el ya referido pseudónimo—, se ha desarrollado arduamente en el mundo de las historietas como ilustrador desde la década de los años 70. Entre los muchos proyectos en los que ha colaborado se cuentan: Joyas de la mitología, Leyendas de América, Sensacional de lucha libre, Hombres y héroes, Novelas inmortales, Joyas de la literatura, El libro vaquero, etcétera.

El espacio donde el maestro y su equipo trabajan está bien iluminado, hay un par de restiradores y una computadora; mientras laboran, escuchan música instrumental. Amable, Pegaso me invita a tomar asiento y me muestra algunas de sus carpetas. En una de ellas se encuentran ilustraciones para un libro de tema fantástico que se publicará en España, en otra materiales para John Carter de Marte; también me enseña un par de portadas originales de Sensacional de lucha libre, en una aparecen Pierroth y el Vampiro canadiense, en otra, Tinieblas.

El maestro se dispone a responder nuestras preguntas.Imagen para ilustrar Viaje alrededor...

¿Nos puede platicar de la época en que trabajó en Novaro?

Yo empecé a trabajar en editorial Novaro hace 40 años, haciendo Joyas de la mitología, Leyendas de América, Turok, El llanero solitario, El hombre invisible… Posteriormente estuve en Vid, Productora K, Editorial Ejea, Novedades editores. Realmente ha sido una carrera larga, para mí siempre emocionante, es toda una aventura comenzar un nuevo episodio en cualquier cómic, porque es crear, recibir un argumento, tener cartones en blanco y empezar a darle vida a los personajes.

Al revisar algunos títulos de los días de Novaro, me encontré con Joyas de la mitología y Leyendas de América, materiales donde se buscaba divulgar la literatura. ¿Cómo cree que el cómic puede ayudar a generar lectores?

El cómic forma parte de una siembra, es una semilla para que se empiece en la lectura, puede ser un recurso muy importante para que los niños vayan haciendo un hábito de leer y después puedan desenvolverse en otro tipo de lectura más sofisticada, llegar a cuestiones más literarias.

(En ese momento le solicité al maestro que me mostrara alguna de las ilustraciones de aquellas historietas, pero me comentó que no conserva ninguna, de hecho los pocos originales que posee de Sensacional de lucha libre, llegaron a sus manos fortuitamente.)

¿Qué cambios ha visto en el cómic a lo largo de estos años?

Hemos pasado por diversas etapas, con sus respectivos vaivenes. Hay momentos donde el cómic se ha “acorrientado”, lo digo entre comillas, porque existieron periodos de erotismo y pornografía. Sin embargo, también se ha usado con intenciones educativas. El cómic, como lo dije antes, puede ser un gran recurso para la promoción de la cultura: podemos describir biografías de personajes ilustres, presentar hechos históricos, mostrar los cambios en la sociedad a lo largo del tiempo… Fue y es muy bueno representar gráficamente pasajes significativos de la historia.

¿Cuál es el estado actual de la historieta en México?

El cómic nacional ha caído en una especie de crisis que ya duró bastante tiempo. Yo siento que nos hemos visto inmersos en ella, por varias causas, incluyendo los teléfonos celulares. Me acuerdo que antes las personas iban en el metro o en los servicios públicos de transporte leyendo su historieta. Hablo de tiempos de Lágrimas y Risas, Kalimán, La familia Burrón… Historietas de gran importancia, se vendían muchísimo. Llegaban hasta dos millones de impresiones a la semana. La historieta mexicana era un fenómeno a nivel mundial, los puestos de revistas estaban a reventar de diferentes títulos. Sin embargo, como comentaba, con la llegada de los celulares, las computadoras, las películas animadas, el cómic norteamericano, el libro europeo, la novela gráfica, el manga japonés, todos ellos con una gran calidad y aceptación, mermaron en demasía la historieta mexicana. Hemos llegado a un punto en que está como en una especie de stand by, está como latente. Curiosamente antes había muchísimo campo donde laborar, te dabas el lujo de rechazar encargos, de pedir más dinero, nos iba muy bien en lo económico. En la actualidad hay un fenómeno muy interesante, un poco extraño, existen muchos fanáticos de la historieta, hay convenciones, firmas de autógrafos, te reconocen, hay homenajes, pero no hay trabajo, o por lo menos no en la historieta física. Ahora, te voy a hablar de otra parte de la historieta mexicana que es la que se está realizando con autores independientes o en línea y creo que está funcionando bastante bien. Esta crisis, en general, nos obliga a una cosa y creo que es positiva a final de cuentas: nos lleva a dar el siguiente paso, nos exige a dar más calidad, a estudiar y a competir con los extranjeros. Yo defiendo mucho la calidad del artista mexicano, en todos los sentidos, pues es muy alta, es muy buena. Hay muchos jóvenes con grandes posibilidades en el medio de la historieta.

Ha trabajado en muchas publicaciones, ¿nos podría platicar, por ejemplo, de El sensacional de lucha libre?

Fue una gran historieta. Los luchadores, incluso, se promocionaban ahí mismo, en la revista de Sensacional de luchas; había una gran venta de revistas. Yo tuve la suerte de participar ilustrando las portadas de Tinieblas por un buen tiempo, portadas de Blue Demon, así como algunos interiores. Asimismo había grandes ilustradores, grandes historietistas en ese momento. Fue una gran época para mí.

¿Cómo fue el caso de Sensacional de albañiles, mercados, barrios, Así soy y qué…? Me parece que las editaba Ejea.

Sí, eran de editorial Ejea. El número de historietas que se publicaba en ese tiempo era vastísimo, con un gran éxito a nivel económico. Yo creo que la historieta en ese punto empezó a decaer, porque en el afán de seguir vendiendo más, más y más, se fue poniendo primero picardía, después se acentuó y al final se hizo más sexual. Llegó un momento en que todas las historietas, desde mi punto de vista, eran lo mismo, pero con diferente nombre, pues estaban llenas de sexo y erotismo. La identidad de cada título se fue perdiendo por dar paso a la venta. Para mí ese fue un error que quizá en su momento no se apreció.

Platíquenos sobre El libro vaquero  (en cuanto le hago este planteamiento, el maestro me muestra un número especial protagonizado por el grupo Moderatto.)

Llevamos unos 10 o 12 años, a la fecha, participando en publicaciones de El libro vaquero. Ahora estoy metido de lleno en esa publicación. Me encanta realizarla, hacer esa historieta es toda una aventura, acción y fantasía.

¿Cómo es la psicología de un vaquero? ¿Cómo la construye usted al ser quien le da vida mediante la imagen?

En esta publicación hay una extensa gama de personajes, pero hablando específicamente de los héroes o la heroína en un episodio de El libro vaquero, hay una gran identificación, o una pretendida identificación con el lector, porque siempre soñamos con rescatar a la chica bonita, siempre soñamos con ser justos. Si lo trasladamos, incluso, a la vida actual, en esta sociedad se vive una lucha siempre contra cosas que no son correctas y donde nosotros tratamos de seguir un lineamiento social, una moral social, más en este tiempo tan difícil. Sí hay una repercusión cuando una historieta (o un episodio) está escrita de modo adecuado y lleva un buen mensaje. Una historieta bien ejecutada puede ser positiva para la sociedad.

En la actualidad, ¿en qué trabaja?

Seguimos haciendo El libro vaquero, cómics de publicidad para esa misma editorial, cómics de publicidad para un empresario. Y también estamos trabajando para una publicación que se llama John Carter de Marte para Edgar Rice Burroughs, de Estados Unidos, así como en algunas publicaciones como te mostraba, son las portadas para un libro independiente que se editará en España. Y sobre todo estamos tratando de crear nuestros propios personajes para autopublicarlos.

A lo largo de la entrevista brotan diferentes temas: el reciente deceso de uno de los nombres imprescindibles de la historieta nacional, como lo fue, es y será el gran Sixto Valencia, quien le dio vida a Memín Pinguín, junto con Yolanda Vargas Dulché; la injusta manera de tratar a los creadores en los años 70, pues se les pagaba poco y debían ceder el derecho total de sus materiales; el importantísimo papel de las historietas al coadyuvar en la generación de lectores reflexivos, como lo ha mostrado Rius con sus emblemáticos personajes; el desinterés de las editoriales nacionales por apoyar la publicación de historietas hechas por mexicanos; la importancia del trabajo en equipo en el mundo del cómic (el maestro Pegaso cuenta con cuatro colaboradores: Guadalupe Rivera, encargada de escenografía, retrato y paisaje; Fidel Bernardino Arango, responsable de tinta y bases de color en acrílico; Gustavo Martínez, fotógrafo y administrador; y Olivia Peña Soto, apoyo técnico de diseño en computadora); la descripción de una jornada laboral que puede ir de 9 a. m. a las 21 hrs., o más, dependiendo de los encargos…

La visita concluye. Y a mí se me vienen a la mente algunas reflexiones. Según la mitología griega, Pegaso, el caballo alado, nació de la sangre que brotó de la cabeza cercenada de Medusa, cuando Perseo la decapitó. La figura de Pegaso es rica en simbolismo, se le considera un símil de libertad, de ascensión sobre las cuestiones terrenales, incluso se le ve como un sinónimo de estro poético. Tal lo demuestra la historia donde —un día enfadado—, Pegaso le dio de coces al monte Helicón, lo que provocó el nacimiento de un manantial (Hipocrone), fuente de inspiración de los poetas. El maestro Rodolfo Pérez García hace eco de su pseudónimo, pues es un hombre enamorado de su trabajo, consciente de los pros y contras de la profesión, pero que no ve en ello sólo un camino tortuoso, sino la posibilidad de levantarse sobre las adversidades, de volar hacia el infinito, al dar rienda suelta a la imaginación.

[i] A nombre de Sombra del aire y a título personal, agradezco al maestro Pegaso las atenciones y facilidades concedidas para esta entrevista.


(Para conocer algo más del trabajo del maestro Pegaso se les invita a visitar: http://misilustracionespegaso.blogspot.mx/2012/2010/trabajos-d-publicidad.html)

(Visited 388 times, 1 visits today)



Deja un comentario

#FuerzaMexico #19S

Síguenos en Facebook

Síguenos en Instagram