RECUERDOS

por Alejandro Roché

Los recuerdos no siempre llegan en los mejores momentos, pareciera tienen voluntad y deseos propios. A veces, cuando sueñas, llegan entremezclados con los sueños y se difuminan entre la realidad y la fantasía y, en otras ocasiones, estás concentrado en el trabajo y como un haz de luz, irrumpen los pensamientos y, peor aún, cuando estás en una reunión y debes poner atención y aun con ello la mente se va, se va y divaga, y mientras debieras poner atención a la DMZ y al firewall que debes pasar para consumir el servicio REST, los pensamientos se recrean en aquella sabrosa cumbia donde suena una bocina de tren, y de ahí te vas a un TikTok donde un coreano tipo Psy intenta cruzar la avenida, deteniéndolo la bocina del tren y, cuando entra la melodía alegremente, se pone a bailar la cumbia y, sentado enfrente de la computadora, en la soledad de tu habitación, acompañado con las voces de todo el team, te dan ganas de levantarte y bailar, realmente nada te detiene, la cámara está apagada, pero quizás es el alineamiento mental con el trabajo y sólo te limitas a navegar en Facebook, Instagram o Twitter, porque en reuniones siempre es mejor navegar en texto y/o imágenes, pero ahora, escribiendo esto, te das cuenta que al usar las redes sociales los recuerdos se suprimen y quizás como en la película Intensamente, de manera paulatina, el cerebro se va deshaciendo de ellos, entonces quizá no es tan malo divagar para darle un F5 o refresh a los recuerdos de tal modo que el cerebro no los elimine, porque son útiles, aunque sea para mantenerse despiertos entre querys y execs y, precisamente ahora, te llega la letra de “Queso y tortillas, queso y tortillas; éste es el baile de la quesadilla”…

IMAGEN

Máquina de escribir con ventana >> Óleo >> Jesús Navarro

Alejandro Roché nació en el Edo. de Méx. en 1979. Ingeniero en Comunicaciones y Electrónica por el Instituto Politécnico Nacional. A la par de su desarrollo profesional como programador informático, se ha ejercitado desde temprana edad en la disciplina de la Literatura, sobre todo en el campo de la narrativa. Lector ávido. De 2000 a 2005 formó parte del Taller de Creación Literaria del escritor Julián Castruita Morán dentro de las instalaciones de la ESIME-Zacatenco del IPN. Durante los próximos años escribió la novela Abraxas, hoy publicada por entregas y disponible en este medio. Colabora con profusión en Sombra del Aire desde mayo de 2015.


Visitada 30 veces, 1 visitas hoy.

TE PUEDE INTERESAR

Dejar un comentario