IMPRUDENTE

por Vladimir Espinosa

Por Vladimir Espinosa

 

¿A dónde corres imprudente a decir poemas?

No propicia nada el oficio de poeta, amigo.

¿A dónde andas presuroso con la poesía?

Esa inspiración divina sólo la veneran locos,

jóvenes, artistas y uno que otro enamorado.

Y con todo, no hay quien dañe recitando poemas,

¡Nadie es tan bárbaro para pensar semejante idea!

Y si la poesía no daña, entonces trae alguna cosa buena,

oficios y beneficios, admiraciones de la sacra vida.

Embebida está el alma de cantos y armonías,

¡Tristezas, meditaciones y alegrías están en la poesía!


Visitada 87 veces, 1 visitas hoy.

TE PUEDE INTERESAR

Dejar un comentario