HOY JUEGO LOS PASOS

por Nidya Areli Díaz

Por Nidya Areli Díaz

 

Hoy juego los pasos

los pasos vacíos,

miro los modelos

de un millón de carros

e intento contarlos

pero se me van.

Atiendo los rostros

las miles de bocas

incontables ojos

y narices tantas de tamaños varios.

Conmino a los pasos

en ir más de prisa

pues quiero abarcarlo

todo en poco tiempo.

Las banquetas siempre

son irregulares

y antes las tienditas

tenían muchos nombres

pero ahora todas

se llaman igual.

Semáforos paso

tantos como esquinas

y gasolineras

misma cantidad.

Amarillo y blanco

sobre grises amplios,

de frente no puedo

con tantos colores

pero arriba el cielo

calma la ansiedad.

Estoy con los pasos

y los pasos pasan

y quieren mirar.

En un mismo tiempo

todo es absoluto

pero tan ambiguo

de tan desigual.

Los pasos perciben

las niñas que llueven

porque nunca encuentran

lo que quieren ver,

tan sólo los coches,

aceras, colores,

semáforos, tiendas

y tanta ansiedad.

Hay adustos seños,

labios cantarines

y ojeras pequeñas

y lóbulos grandes,

personas en grupo,

solitarias almas

y rostros sin alma

que lo mismo dan.

Mientras más repaso,

observo y comparo

y voy con los pasos

hacia donde van,

pienso qué pequeñas

son las niñas mías

y qué limitados

los pasos que doy.

¿Y si me quedara

sobre un mismo punto,

esperando pase

lo que quiero ver?

Quizá tomaría minutos u horas

o lustros o siglos

con tanta ciudad.

Yo puedo tan sólo

jugar con los pasos

mas nunca podría

ir a donde estás.

Sin embargo pienso:

Con tantos colores

y tantas esquinas

es fácil que nunca

te vuelva a mirar.

Transeúntes humanos

y perros transeúntes,

el gato es aéreo como la paloma,

se cuelan las ratas

más bien subterráneas

y unas florecillas

brotan aferradas

de las comisuras

del asfalto gris.

Y juego los pasos

que raudos me guían

y aunque no te encuentro

conservo mi fe.

Estoy a un instante,

me animo hacia dentro

y las niñas llueven

y las nubes más.

Voy por las aceras,

por los corredores,

junto a las personas

y frente a los coches;

miro a los costados

y miro de frente,

juego con los pasos

hasta que te encuentre.


Visitada 140 veces, 1 visitas hoy.

TE PUEDE INTERESAR

Dejar un comentario