DUERMEVELA, 0

por Víctor Hugo Pedraza

De madruga, ya de por sí y la mirada que se echa de menos. Ay que seguir caminando, escuchando, amando. Los silencios reconfortan, de pronto, después ya vendrán otras voces que igual calientan. La llama de una vela que descubra otros sentidos, otros ensueños, otros también poéticos.

.

“La llama nos obliga a imaginar”, susurra Bachelard. La llama doble desde Octavio Paz. Metáforas que, distantes, se vuelven más verdaderas al contacto con las palabras cerca del pensamiento o del corazón o de ambos.

.

Llama que al ser contemplada se distingue por detener el tiempo o convertirlo en uno diferente, sin ruido y sin prisa. La conmoción de tal provocación se refugia en la conciencia de otra geografía parecida a esos libritos que se escriben como “simple ensueño, sin la carga del saber”.

.

Así como la duermevela es ese sueño ligero, también las imágenes que ahora concibo. Se montan en mis ojos y juegan conmigo. Pretenden ser convertidas en palabras que prediquen una idea, sin embargo, aún son confusas. Seguro el tiempo y la experiencia darán para hacerlo, claro, junto con el corazón y el alma.

.

Por el momento ahí queda. Llega el amanecer y habrá que descansar. Será necesario cerrar los ojos, después la verdad, para reflexionarla, para acicalarla, para embellecerla, que ya bastante es.

.

Periferia, Ciudad Monstruo, al alba del quinto día del mes de noviembre del 21

IMAGEN

Sueños >> Óleo y alquídico sobre tabla (60 x 50 cm) >> Alejandro Decinti

 

Víctor Hugo Pedraza llegó al mundo en la coda del noveno mes, del año 77, del siglo XX. El mismo día, en el que, muchísimos años atrás, fue fundada la Universidad Nacional Autónoma de México, de donde egresó en la licenciatura en Lengua y Literatura Hispánicas. Después, activista social, editor y siempre poeta. Sus vivencias le alcanzaron para escribir el libro Poesía publicado en 2014 por Baba Editorial. Colaborador en diversos medios y publicaciones electrónicas e impresas. Impresas, también, sus fotografías, cuyo gusto ha cultivado desde que una cámara llegó a sus ojos. A sus oídos la radionovela y, sí, ha participado en la producción de alguna de ellas. Ecléctico de por sí, y por tanto, oscilante entre la Ciudad Monstruo y el Bajío mexicano.

Por el momento es todo, seguramente, después, con el tiempo y los pasos, podrá contarse algo más.

Escucha el podcast

Crónicas soñadas

De Víctor Hugo Pedraza


Visitada 58 veces, 1 visitas hoy.

TE PUEDE INTERESAR

Dejar un comentario