ARMONÍAS Y ANOMALÍAS CROMÁTICAS

(crónica de un caso perdido)

por Alias Torlonio

es paradójico pero me he dado cuenta de que en ocasiones veo en la frente de según qué personas – un cartel con su leyenda – por ejemplo – he encontrado mujeres de apariencia notable mas en su frente escrito – problemas – pensadoscrito primorosamente en letras de tipo romano o también con caros zarcillos barrocos – pero problemas – significado inmutable – los rezos son variados pero todos son graves y son avisos – así leo en alguna frente gris – soy cenizo – o gafe por ejemplo – algunos dándose cuenta de este singular estado de transparencia han tratado de cambiar el texto superponiendo al original un canto más bello – pero el resultado es en exceso confuso y eso que queda es lo que en realidad hay – tremenda confusión – grandísimo lío – sólo conozco una forma de cambiar la naturaleza de estos sambenitos que a veces veo – y es desde dentro de uno mismo – nada más –

.

por suerte o tal vez por desgracia para mí – no soy el homo-faber que se peina antes de salir de casa y a diario ficha porque le tienen fichado – soy más bien el homo-humus y me encanta no hacer nada – sentarme al sol con los pies descalzos en el barro sobre una tumbona tan desvencijada que he tenido que coser su respaldo cuatro veces con sedal de pesca – y mantengo atadas las patas de tijera con dos cuerdas que aseguran el ángulo idóneo para mi comodidad – y también para poder sentarme en ella porque si no ni se tendría en pie – ¿pero qué queréis? – es por abuso que la tumbona cómoda es tan cómoda – tengo otra tumbona idéntica pero está tan nueva que sentarse en ella es como hacerlo sobre un diccionario enfadado – de tan rígida – con un pedernal llano de más de quince kilos me he apañado una mesa modelo picapiedra y en vez de poner encima algunos libros – como proyecté – en ella se tumba el gato que más precise de cariño o compañía – los libros los he apañado en otra piedra más pequeña con forma de adoquín – hoy los libros que llevo son cinco – van tres poemarios una novela y uno de ensayos – los ensayos son críticas de arte – pero salvo en dos de ellos sólo he leído alabanzas – sospecho que el autor es un vocero – esto sí – cultivado – de los actuales macromuseos – que son tan sólo grandes superficies succionadoras de billetes ajenos – idóneas para públicos zombificados – nada que ver con los museos que yo frecuentaba en mi mocedad – ¡gratuitos y vacíos! – así era el paraíso –

.

 sentado en la tumbona que he descrito junto a un roca plana con un gato encima de ella – o no – me dedico a leer y de vez en cuando – como siempre he hecho en realidad – pinto un cuadrico o cuadrazo – que para el caso viene a ser lo mismo – aunque cierto es que a veces me jode sin compasión la conciencia propia con eso de “pinta más torlonio” – (reminiscencias del homo-faber) – entonces me pregunto para qué – ¿pintar más para que una vez que no esté aquí un grupo de especuladores (principalmente judíos) hagan caja con mi trabajo? – ¿es eso? – ¡o peor aún si cabe! – para que la caja la hagan las instituciones de un estado que odia a los artistas nativos del país – especialmente a aquellos que no se dejan sobornar – al no conseguir que estos (seres pensantes) comulguen con laicas ruedas de molino – no señor – no – bien es sabido que la gente insobornable resulta imprevisible – por otro lado el estado nuestro ya vive más que feliz con su legión de jueces corruptos a tal punto que los honrados son perseguidos y represariados – si alguien no da crédito a esta afirmación tan prosaica – por favor vaya y observe el caso conocido como el expediente royuela* – digno nombre de una familia española que a riesgo de sus vidas están denunciando valientemente este estado de depravación criminal estatal que padecemos casi todos los españoles (todos no claro) – ¡y aportando pruebas! – toda esta corrupción que sale a la luz del día – el periodista javier marzal la ha denominado como una “metamafia” – acertado epíteto pero podría quedarse corto dada la altura y el largo y la profundidad de esta desgracia que no es otra cosa más que el fondo legamoso y putrefacto de las cloacas de mi país – las pruebas consisten en más de treinta y seis mil documentos manuscritos por jueces y políticos arrendando asesinatos a la carta mientras coordinan operaciones de tráfico de drogas a escala internacional y prevarican todos los días del año – así que tenemos unos dos mil cadáveres esparcidos por diversas fosas comunes por nuestra bendita piel de toro – como digo – todo está documentado al detalle y ni la prensa ni ningún poder todavía ha movido un dedo ni dicho esta boca es mía – ni tuya – ¿cómo explicar cómo me siento? – si nuestra actual ministra de defensa es la pieza clave en la lacra repugnante del narcotráfico en un toma y daca con las américas – y claro – tienen tantos millones de euros evadidos en paraísos fiscales que ni ella (la narcoministra de defensa) ni el resto de la ultramegamafia pueden condenar a nadie que hable como yo lo hago en estos momentos porque saben que las pruebas de todo esto están boca arriba sobre una mesa – y esperando a ser revisadas – si no por las autoridades españolas (que parece que no) – tal vez por las europeas (en su tejado queda la pelota) –

.

¿deliro? – amigos queridos ¡qué más quisiera yo! – si están al descubierto hasta los números de sus cuentas bancarias fantasmas – donde aún amasan tales fortunas ilegitimas y tan empapadas en sangre que nos manchan con sólo mirarlas – se trata como digo de una desgracia nacional (la nuestra) de proporciones megalíticas – por esto tenemos aquí a nuestro servicio de inteligencia patrio medio atáxico y bipolar – a la fiscalía de cataluña en llamas – y a los políticos – todos – catatónicos unos y haciendo la del don tancredo los otros – pero sólo de momento ya que aquí no se salva nadie – los amantes de la novela de género policíaco verán hechos realidad en el expediente royuela sus más salvajes sueños ya que de todas las historias que hayan leído – esta será con mucho la que alcance meritoriamente la cota más alta jamás prevista por tal género – con el gravísimo aliciente de que todo lo que allí se recopila es una verdad muy cruda – es la durísima realidad de los políticos de mi país – todos sus esfuerzos y desvelos se han concentrado en un solo punto – el crimen organizado –

.

es por esto que yo me pregunto día tras día – ¿para qué pintar de más? – si en el mejor de los casos el beneficio será para un grupo de inversores y especuladores corporativos (¡judíos o no!) de comprobada filiación criminal – más un publico zombificado que acude en masa a las macrosuperficies museísticas ¡sólo cuando desde sus televisores reciben la orden! – ¿ven igual que yo el panorama que me esfuerzo en exponer o hay quien conoce una salida honrosa para este laberinto tan salvaje? – ¿no será mejor dejar una producción que aún siendo escasa conserve la dignidad? – esto es – sin la morralla incontinente del desenfreno y la repetición constante – ni los arrepentimientos del que no sabe ni cuánto es preciso hacer ni cuándo conviene parar? – con lo bien que estoy como si fuese el último adán rascándome el bajo vientre mientras leo y leo o simplemente observo las montañas formando entre nieblas escalas de verdes y azules absolutamente maravillosas –

.

claro que alguien dirá que soy un caso perdido – ¡pero es todo lo contrario! – soy un caso bien hallado – ¡que no es poco! – todo por haber puesto mi corazón más niño y toda la carne en el asador hasta dar con un lugar en el mundo hecho a mi medida – una montaña con su bosque y una cabaña con su pequeño terreno y algunos árboles frutales – incluso a la distancia de unos cuantos kilómetros cuento con el servicio de algunas tiendas de abastos rodeadas por una ciudad chiquita y recoleta como en estado de coma – allí es donde compro hoy a julio josé – y antes de su jubilación también a su tío mario – los materiales que necesito para ir pintando retratos – que desde hace una década es la disciplina que más me motiva e interesa dentro del arte de la pintura aunque resulte algo más que paradójico – si no contradictorio – que mi afán sea el retrato cuando paso semanas sin ver otra cara que no sea la de mis gatos o la de las yeguas y burritas que a visitarme vienen algunas mañanas – también encuentro en esta pequeña ciudad una serrería que me abastece de tablas cuando las preciso – ¿creeréis que poco más necesito? – que me parta un rayo si miento –

.

por otro lado tengo la biblioteca siempre llena – con los libros haciendo pilas – y más barro del que pueda pisar – dicho esto si el sol sale me dedico a leer poesía a viva voz y resulta que a mis gatos les encanta la poesía – lo sé porque cuando comienzo la lectura estoy solo y a los dos minutos aparecen todos de golpe por distintas vías y se acomodan a mi alrededor tantas horas como esté dispuesto a leer – y ahí se quedan – dos abrazados – uno haciendo el pino tal vez y otro en una sombra con el rabo y las puntas de los pies al sol – y conste que estos gatos son demasiado jovencitos pero aun así les encanta todo lo que les leo – desde cernuda a de la cruz pasando por celayahuertaverlainebukowskibazán – baudelairestornidámasoblakelorcajiménez – dickinson – aleixandre – pizarnickbécquerpessoa – karlfeldt – pradosrimbaud – y qué sé yo – apelando al sentido común algunos de vosotros me diréis que tal vez a los gatos les gusta mi voz – a la que están acostumbrados y no la poesía – buen razonamiento pero veréis – por regla general a las mujeres que conozco les suele gustar mi voz pero nunca ha ocurrido que después de dos minutos de lectura (ni pasadas dos horas) se hayan reunido a mi alrededor cuatro o cinco hembras bípedas y humanas – para escuchar lo que sea que esté leyendo – da igual qué – aclarado este punto iré más lejos con mis afirmaciones ya que los mininos – igual que yo – disfrutan particularmente con las tragedias de sófocles – como pasar largas horas despanzurrados al sol bajo las sombras de un nogal – en un no hacer de puro carácter zen – mientras – como debe de ser – alrededor nuestro las enredaderas se enredan buscando el contacto con nuestros pies –

 

nuestro planeta se acuesta y se levanta todos los días frente a una serie de mentiras delirantes y distópicas hasta la obscenidad – el debate y la libertad de expresión hoy son un recuerdo impracticable – ¡han sido abolidos! – así que si me aceptan el consejo hagan como yo – averigüen cual de todas es la mentira más atroz – personalmente lo considero un deber – verán que es un hilo sin fin – a todos los valientes – ¡buen viaje! –

 .

notas

IMAGEN

Asfixia >> Técnica mixta >> Alias Torlonio

Alias Torlonio. David García. Pintor. Disléxico. Ermitaño. Bosquimano. Vegetariano. Íbero. Guerrero pacifista. Extraterrestre mientras no se demuestre lo contrario. Nombrado en 2018, 14o Rey Natural de los Gatos del Bosque. Se declara objetor de conciencia desde 1982, apartándose para siempre de la industria militar, el estercolero político y los infiernos religiosos.

Frases poco conocidas de de Alias Torlonio: El silencio pule el alma. Los malos son tontos, los tontos son buenos, los buenos son listos, los listos no tanto. La miseria viene de la mente; la abundancia sale del espíritu. Me da igual un traje a topos que un campo de minas.

http://es.artscad.com/@/AliasTorlonio

http://www.elmuseovirtual.com/ficha.php?menu_id=1&jera_id=872&page_id=1079

TE PUEDE INTERESAR

Dejar un comentario