ACULCO

por Víctor Hugo Pedraza

Por Víctor Hugo Pedraza

 

“Lugar donde tuerce el agua”,

donde el pueblo Otomí fundó

su descanso.

Hoy tus casas y plazas

se visten de blanco y negro,

de pasado y polvo.

Funden un tiempo,

desatan anhelos.

Los mismos que me llevaron

a caminar sobre tus calles adoquinadas,

a escuchar los murmullos de tus paredes

y deslumbrarme con los fantasmas

en tus silencios.

 

La casa Hidalgo,

la parroquia de San Jerónimo,

el santuario del señor de Nenthé,

la cascada Tixhinú,

los lavaderos,

todos me contaron

el esplendor en tus entrañas.

 

En tus noches recorrí

las perturbaciones de tus sueños gozosos.

Algunos deseos

truncados por la muerte.

Gritos apagados por el rezo

de los fieles.

Tus amaneceres

convertidos en sutiles pinceladas

de nubes azuladas,

cantos de un terreno

plagados de voces

que ilustran

el campo mexicano.

 

“Lugar donde tuerce el agua”

donde mis pupilas

estallan contra el alma.


Visitada 133 veces, 1 visitas hoy.

TE PUEDE INTERESAR

Dejar un comentario