Categorías
Ingresa si ya estás registrado para poder comentar las publicaciones.

Síguenos en Redes Sociales
23 septiembre
2019
Literatura Poesía Prosa poética
96 Vista(s)

NUNCA HAY AMANTES PARA LAS NOCHES SOLITARIAS

Por Guillermo Santana

Las mujeres en la Ciudad no son lo suficientemente salvajes, pues desde hace tiempo, en ciertos lugares, alguien les habló del Diablo y del purgatorio. Les explicaron que Dios no es una criatura sino un ser de amor. Él sabe qué mujer es virgen e inmaculada y conoce los pensamientos sucios de las doncellas.

Esas mujeres temen la rabia de Dios, hacen lo que está en las escrituras plasmado. Tienen miedo de manchar sus manos de sexo y sus rosados labios. En sus muslos no hay huellas de pecado, pero sueñan con demonios y los demonios con ellas. Ellos son rojos, discretos, criaturas que caminan entre las calles deseando que alguien les ofrezca las manos, los labios, el cuerpo desnudo a la luz de la Luna. Esperan un arranque de pasión, un suspiro fugaz, que ellas abran el correo y encuentren pecaminosas imágenes, que sus dedos se entrelacen en la pantalla con rojos atardeceres. Buscan una rendija en la falda para invitar a las doncellas a un confuso baile, a probar las lisonjas más suculentas o simplemente un café. Quiebran sus dientes esperando que despierten de sus rezos infames. Cuando al fin están listas para pecar, no son los demonios los que las llevan a probar el infinito sexo sino Dios disfrazado de hombre. Él les habla al oído las palabras más sucias de poesía disfrazadas. Duerme con ellas y las lleva a los lugares más caros. Luego vuelve a ser la criatura divina que cada mañana espera las voces celestiales y las trompetas de los ángeles en su cama de seda.

IMAGEN

Carne de dragón >> Óleo sobre madera >> Alias Torlonio

Guillermo Hernández Santana. En el ámbito académico, es lingüista por la ENAH y maestro en Estudios Mesoamericanos por la UNAM. Realiza trabajo etnográfico y lingüístico en la comunidad comcaac (seri), en la costa del Desierto Sonorense. Particularmente estudia cómo es el tiempo y las representaciones sociales entre los comcaac. En 2016 fue galardonado con el premio de lingüística Wigberto Jiménez Moreno a la mejor tesis de maestría. En el ámbito literario, ha cultivado diversas formas poéticas, tal como el Hai ku y el verso libre, asimismo escribe ensayo habitualmente. En 2007 ganó el Segundo lugar en el concurso de poesía organizado por la librería El Laberinto. Funge como editor de la revista Piedra, papel & tijeras. Sus obras, tanto académica como de creación literaria, se encuentran publicadas en diversos medios impresos y electrónicos. Colabora en Sombra del Aire desde abril de 2017.

.

(Visited 34 times, 1 visits today)



Deja un comentario

Síguenos en Facebook

Productos

Síguenos en Instagram

Por favor, introduce un token de acceso en la página de configuración del plugin Instagram Feed.