Categorías
Ingresa si ya estás registrado para poder comentar las publicaciones.

Síguenos en Redes Sociales
22 noviembre
2019
Cuento Literatura Narrativa
149 Vista(s)

LA PROMESA

Por Iván Dompablo R.

A Tania ¿?, amiga extraviada en el tiempo, y a esa otra mujer que me guió de vuelta a casa, esperando mis palabras le lleguen de algún modo.

Me encontraba perdido en una ciudad cuya geografía ignoraba. Un viento suave mecía las flores de lavanda, que colmaban los llanos, perfumando el ambiente. Deambulaba temeroso, en aquella tarde incierta, por acantilados de vértigo e infinitas autopistas desiertas bordeadas de paja. Fue cuando la conocí. Sincera y sin pedirme nada a cambio, por pura y desinteresada amabilidad, vino en mi auxilio. Sus ojos de color miel sonrieron cuando se detuvo para ser la brújula de mi peregrinar a ciegas. Su cabello largo tenía un poco de los brillos dorados de esa otra querida mujer, amiga mía, a quien en la despedida prometí llamar y nunca llamé. Toda esa inolvidable tarde anduvimos dialogando. No recuerdo el momento en que oscureció, yo sólo me dejaba llevar por el imán de su presencia. Nos despedimos, como si fuéramos amigos de toda la vida, en medio de algunas avenidas transitadas a donde me condujo. Noté un gesto de temor —que entonces no comprendí— en su rostro cuando me decía, ya arrepentida de sus palabras: “Me avisas cuando llegues con bien a casa”. Se lo prometí y tomé el autobús que me indicaba.

Sé que no fue su intención causarme esta angustia; de nuevo no voy a cumplir mi promesa; otra vez permanecerá ese vago malestar en el estómago que va y viene, una ola que me arrastra con el paso de los meses y de los años. ¡Son tan cambiantes los estados del hombre! Todavía en la mañana, al despertar con una sonrisa en el rostro, me acompañaba la dicha. Mas, ahora que no hallo cómo informarle a ella lo prometido, que vive o vivió —esta última idea me atormenta aún más— en un universo que se extinguió con mi primer parpadeo del día, me lleno de desasosiego y comprendo su arrepentimiento.

IMAGEN

Nada más traidor que un sueño que te dispara en la oscuridad >> Óleo >> Cotrino

OTROS CUENTOS

Un día >> Iván Dompablo R.

El muchacho >> Tania Susano

El insignificante acto de desaparecer un elefante >> Eleuterio Buenrostro

Iván Dompablo Reyes. Nació en la Ciudad de México el 21 de septiembre de 1980. Poeta, narrador, editor y promotor cultural. Estudió Lengua y Literaturas Hispánicas en la Universidad Nacional Autónoma de México. Durante seis años formó parte del taller de creación literaria que imparte el poeta Julián Castruita Morán en el Instituto Politécnico Nacional. Perteneció al Taller de la Gráfica Popular. Formó parte del equipo de edición de la revista Acta Poetica del Centro de Investigaciones Filológicas de la Universidad Nacional Autónoma de México y se desempeña como editor y corrector en Sombra del Aire. Algunas de sus obras han sido publicadas en diferentes medios impresos y electrónicos.

.

(Visited 32 times, 1 visits today)



Deja un comentario

Productos

Síguenos en Instagram

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: No hay cuenta conectada.

Por favor, ve a la página de ajustes de Instagram Feed para conectar una cuenta.