VACÍO DE AMOR

por Manny Martínez

Sincerándome conmigo,

¿qué hago aquí?

En una eterna muerte, evitando vivir completa

pudiera morir cada día para renacer con un nuevo sol cada amanecer,

una sola muerte sería mucho mejor,

elijo en cambio, un óbito lento, latigante de pesadas culpas

a medio respirar, sin suspiros en una lánguida expiraración…

 

Esta vida a medias no cuenta una historia;

es una historia contada en mil apenas vidas,

un cuento recalcitrante en ojos apagados

en centenares de corazones mal logrados

en amores fácticos sin rumbo, futuros indexos en sátiras vanas

desamores ilusionados con nuevos bríos anegados

almas flotantes, seres quiméricos, energías fluctuantes

llamas que se extinguen y renacen con un somero soplo de mañana

lagrimas sin sabor, sudor sin amor, pasión sin dolor…

 

Cronos se sonroja y vuelca a carcajadas,

contemplando vidas mudas, sofocadas

un nuevo grano,

una gota del vital soplo,

sin duda,

pesca buena ventura al rozar el alba.

vuelvo a la charla.

 

IMAGEN AL EXTERIOR

Mujer sentada con la pierna doblada >> Egon Schiele., Austria, 1890-1918

Manny Martínez-Torres. Año 1977, día 6, con el clima divertido y los aires que en febrero visitan la ciudad de León, Guanajuato en el centro de México, llegó a ocupar el cuarto sitio como hija de una familia de ocho hermanos. Ascendencia de arraigo desde 1700, Padres tejidos a la antigua con espíritu de progreso, la guiaron por un camino independiente.

Desde muy pequeña su gusto por socializar, la llevó a ser una niña versátil, noble y adaptable. Comenzó a plasmar sus sentimientos en papel desde su adolescencia, sin embargo, guardaba para sí un torrente de sensibilidad.

Impulsada por diferentes maestros de vida, fue tomando valor para mostrar al mundo sus escritos. Finalmente, se permitió compartirlos, gracias a un tutor literario que se convirtió en inspiración y empuje para dar a conocer hoy día, la tinta de su corazón.


Visitada 82 veces, 1 visitas hoy.

TE PUEDE INTERESAR

Dejar un comentario