CAVILACIÓN

por Manny Martínez

Llegas a mi mente ahora

antes de pensar en ti

hay un juego en el espacio

que te está acercando a mí.

 

Eres más que pensamiento,

un poco más que palabras;

eres casi como el viento

que visita mi ventana.

 

Si sabes de mis tristezas

tu sonrisa se aparece.

Si sabes de mis desvelos

entre mis sueños te metes.

 

Eres pequeño fragmento

de mi corazón oculto

dibujando mis deseos

e iluminando tu mundo.

 

Historias que se encontraron

recorriendo sus caminos,

sin nombre tú y yo quedamos

como parte del destino.

 

Así los juegos de vida

sin reglas y sin saber

vamos tejiendo ilusiones

desdibujando placer.

 

IMAGEN

Sin título >> Óleo >> Osamu Obi

Manny Martínez-Torres. Año 1977, día 6, con el clima divertido y los aires que en febrero visitan la ciudad de León, Guanajuato en el centro de México, llegó a ocupar el cuarto sitio como hija de una familia de ocho hermanos. Ascendencia de arraigo desde 1700, Padres tejidos a la antigua con espíritu de progreso, la guiaron por un camino independiente.

Desde muy pequeña su gusto por socializar, la llevó a ser una niña versátil, noble y adaptable. Comenzó a plasmar sus sentimientos en papel desde su adolescencia, sin embargo, guardaba para sí un torrente de sensibilidad.

Impulsada por diferentes maestros de vida, fue tomando valor para mostrar al mundo sus escritos. Finalmente, se permitió compartirlos, gracias a un tutor literario que se convirtió en inspiración y empuje para dar a conocer hoy día, la tinta de su corazón.


Visitada 129 veces, 1 visitas hoy.

TE PUEDE INTERESAR

Dejar un comentario