VIDA

por Marisela Romero

Por Marisela Romero

.

A la mitad de mi vida, ya no espero.

Río, ya no espero compañía;

lloro, ya no espero a estar sola;

amo, ya no espero ser correspondida;

doy, ya no espero me pidan;

tomo, ya no espero me ofrezcan.

 

Ya no espero el mejor momento, lo erijo;

ya no espero la felicidad, la construyo.

 

Ya no espero la lluvia,

ya no espero el sol,

ya no espero el frío,

ya no espero la noche,

ya no espero a la luna:

bailo alegre su estadía.

 

No espero me guste la vida,

moldeo la vida como me gusta.


Visitada 78 veces, 1 visitas hoy.

TE PUEDE INTERESAR

Dejar un comentario