Categorías
Ingresa si ya estás registrado para poder comentar las publicaciones.

Síguenos en Redes Sociales
01 marzo
2016
Literatura Narrativa
641 Vista(s)

CARTA DE DESPEDIDA DE UN PERRO

Por Armando Escandón

al Dr. Rafael Mercado Ramírez,

por el amor irrestricto

que le dio a sus pacientes.

¡Gracias, maestro!

Padre, siempre fuiste eso, un padre:

12804076_10208905967311291_1784212903_nNo estés triste, yo ya no tengo dolor. He trascendido, a ti la pena no se te quitará, pero créeme, con el tiempo será más llevadera.

A tu lado gocé de la mejor de las vidas. Dejé las calles, volví a tener un hogar, comida, y restablecí mi salud. Aunque lo más importante fuiste tú, ¡mi familia!

Tal vez te preguntes: “¿Por qué su tiempo a mi lado fue tan corto? ¿Por qué tuvo que morir?”

Y tienes derecho a tu duelo, a sentirte mal. Sin embargo, no olvides la otra cara de la moneda. Cuando jugábamos, correteamos y comíamos juntos. ¡Qué momentos tan magníficos! ¿Te acuerdas cuando me bañabas y al sacudirme te mojaba todo? O tras tu regreso a casa, ¿cómo yo enloquecía de contento? ¡Eso es inolvidable!

Siempre me atendiste. Ahora, si quieres tener un hijo, ya sabes lo que es la responsabilidad, serás un gran padre. Además, me viste en mis últimos días, no olvides que los ancianos también requieren atenciones; cuando llegue el momento, vela por mis abuelos humanos, cuídalos como hicieron ellos contigo, durante tu infancia.

Una de las mayores lecciones en la existencia es la de perder a un ser amado, nada te marca tanto como saber que quien llenaba tus momentos de felicidad, se ha marchado. Pese a la pérdida, tú ya conoces la ruta. ¿Ves cómo sí tuvo sentido nuestro tiempo juntos? Llegará el momento en que se vaya a alguien de tu especie y conmigo ya tuviste un simulacro.

La única palabra que tengo para ti es “gracias” por hacerme parte de tu ser, porque no nos unieron los lazos de sangre, sino los que construimos juntos, en las buenas y en las malas. No dejes de hacer de la Tierra un espacio mejor, pues siempre que ayudas a alguien más débil o en momentos de necesidad, el mundo cambia.

Recuerda, en las calles hay muchos otros perritos que también merecen un hogar. ¿Qué harás? Yo sé que lo correcto.

Lo que ha unido el destino, no lo separará la muerte.

Hasta siempre, padre.

Tu perrijo.

(Si quieres darle un hogar a un perro o gato, te invitamos a revisar el álbum del rescatista José David López Cortés, lo puedes encontrar en Facebook: https://www.facebook.com/adopcioneselzacatecanodavid )

(Visited 170 times, 1 visits today)



Deja un comentario

Síguenos en Facebook

Síguenos en Instagram